Exacto, te propongo un juego. Imaginemos juntos que no sabemos nada de filosofía, eso incluye lo que pudiste estudiar en la universidad, cole e instituto. Es más, olvida incluso que conocemos el significado de la palabra filosofía. Ahora, imaginemos que tenemos una app que cada día nos envía a nuestro teléfono móvil una frase generada al azar y que la gracia del juego consiste en reflexionar sobre su significado. La frase de hoy es la siguiente:

“Una vida sin examen no es vida.”

Es una sentencia muy famosa y estoy segura de que probablemente la conozcas. Pero imagina que no es así, que ha sido generada por una IA y piensa que la gracia del juego consiste en reflexionar sobre estas palabras tomándolas de manera totalmente descontextualizada.

En primer lugar, empezaré yo, ¿te parece bien?

¿Por qué una vida sin examen no es vida?

Vivir sin reflexionar sobre uno mismo, sin cuestionar si tus actos son buenos o malos, egoístas o desinteresados… Sin preguntarte acerca de tus motivaciones, anhelos o deseos, es vivir sin tener consciencia de la propia vida. Y… ¿De qué nos sirve vivir si no somos conscientes de que estamos viviendo? ¿Para qué comernos un delicioso dulce de chocolate si este no sabe a nada? Es un poco como aquello del sabor del pollo en la escena del desayuno en la película Matrix… “A lo mejor no supieron concretar qué sabor tenía el pollo y por eso hay tantas cosas que saben a pollo”.

Dejando de lado el pollo, creo que vivir sin autorreflexión es subsistir a base de decisiones tomadas por impulsos irracionales y abandonarse a la deriva como un barco sin timón. Es renunciar a ejercer un control sobre tu vida y negar la posibilidad de encaminarla hacia el propio bien y al de los demás. Pienso que es el único camino para alcanzar ese concepto sobre el que tantos pensadores de la historia, incluyendo a filósofos, economistas y otros, han reflexionado y al que podríamos llamar FELICIDAD.

Bien, esta ha sido mi reflexión de hoy. Ahora te toca a ti. ¿Qué piensas? Ah! Una última cosa, la frase aparece en la Apología de Sócrates escrita por Platón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Instagram